Piel grasa

LIMPIAR Y CUIDAR LA PIEL GRASA

Aprender a cuidar la piel grasa es muy importante para evitar los puntos negros, los granitos y otros síntomas del acné: 

- Utiliza limpiadores que sean suaves, como limpiadores a base de agua.

- Hidrata el rostro con una crema hidratante, esencia o loción y con ingredientes activos seborreguladores.

- Elige un maquillaje no comedogénico con base acuosa.

- Retira siempre el maquillaje al final del día.

¿CÓMO DETECTAR UNA PIEL GRASA?

La piel grasa o seborrea es un exceso de sebo que suele aparecer en forma con zonas brillantes sobre las áreas centrales del rostro, especialmente en la frente y la nariz. Los poros de la piel se dilatan y la piel es más gruesa. En los casos más graves, se puede percibir una capa de grasa al tocar la piel. La seborrea también puede darse en el cuero cabelludo, y hacer que tu cabello esté graso y pegajoso.

El trabajo del sebo es evitar que la piel se seque. Paradójicamente, la piel grasa suele ser escamosa en la superficie, causando así dermatitis seborreica en el centro del rostro o el cuero cabelludo.

¿QUÉ CAUSA LA PIEL GRASA?

¿La piel grasa puede dar lugar a síntomas cómo acné?

La piel grasa es algo común en el rostro y el cuero cabelludo. Se origina cuando las glándulas sebáceas de la piel trabajan de forma excesiva y producen mucho sebo. Lo bueno es que las personas con este tipo de piel suelen tener menos arrugas cuando envejecen. La mala, es que crea un contexto perfecto para que aparezcan puntos negros, granitos y otros síntomas del acné.

Los cambios hormonales pueden estimular un exceso de producción de sebo. El estrés o las enfermedades pueden causar un desequilibrio hormonal que da como resultado una piel grasa y acné.

Un clima cálido y húmedo puede estimular la producción de sebo, por lo que la piel tiende a ser más grasa en los meses de verano.

Mucha gente simplemente nace con tendencia a producir más sebo. El incoveniente de la piel grasa. La ventaja es que tu piel es más gruesa y tiene menos tendencia a desarrollar arrugas.

Cuanto más exfolias y eliminas el sebo natural de tu piel, más sebo produces para intentar restablecer un equilibrio.

¿CÓMO CUIDAR LA PIEL GRASA?

Limpia tu rostro día y noche. El exceso de grasa tiende a atrapar la suciedad y las bacterias en los poros, por lo que limpiar la piel y eliminar el maquillaje al final del día es muy importante. El sebo también aumenta cuando duermes, por lo que es importante limpiar el rostro por la mañana. 

Sé prudente con tu piel

Cuando tenemos la piel grasa, nos sentimos tentados a pasarle un buen exfoliante jabonoso. Pero, cuanta más energía pongas en eliminar la grasa, más sebo producirá tu piel para sustituirla. Por ello, es importante usar productos formulados para tu tipo de piel y evitar usar ingredientes irritantes o abrasivos. Busca limpiadores suaves que no contengan aceites ni alcohol para una rutina antiacné eficaz.

Descubre másShow less

Menú

Acceso

Crear una cuenta gratuita para usar listas de deseos.

Registrarse

Inicia sesión primero.

Registrarse