Piel mixta

Piel mixta el tipo de piel más común entre la población 

La complicación surge, frecuentemente, porque puede confundise la piel mixta con la piel grasa. No es de extrañar, ya que en ambas se produce un exceso de sebo, la grasa que produce la propia piel para protegerse. En el caso de la piel mixta, los brillos suelen localizarse en la zona T -frente, nariz y barbilla- pero se combinan con zonas que quedan totalmente secas, como las mejillas o el contorno de ojos y los labios.

El error más común en el cuidado de la piel mixta

Se puede resumir muy rápido en una palabra: desequilibrio. Quien pone el foco en tratar la sequedad de determinadas zonas de la piel utiliza cremas grasas que suelen acabar generando problemas de acné. Priorizan el tratamiento de los brillos e imperfecciones con productos específicos para ello, o bien creen erróneamente que estas zonas no necesitan hidratación.

Los consejos para no caer en este común desequilibrio pasan por apostar por el multitasking, una de las últimas tendencias en tratamientos de belleza y que consiste en la utilización de una combinación de varias cremas o productos cosméticos en una misma aplicación; la eficacia se consigue en tanto que se trata cada zona específica del rostro de acuerdo a su necesidad.

Así pues, utilizaremos productos especialmente hidratantes y contra la sequedad en contorno de ojos, labios y mejillas, mientras que apostaremos por cremas también hidratantes pero libres de aceites o purificantes para las zonas de la frente, nariz y barbilla. Podríamos incluso añadir una tercera opción específica para aportar vitalidad al rostro o bien para rellenar líneas de expresión.

¿Qué productos se recomienda utilizar si tenemos la piel mixta?

Emulsiones o lociones hidratantes y cosméticos ligeros es lo más acertado, asegurándonos que en estos predomine el porcentaje de agua sobre el aceite.

Escoger opciones libres de aceite suaves y no agresivos para la piel. Apuesta por soluciones limpiadoras ligeras, con activos hidratantes y desintoxicantes que regulen el sebo, eliminen impurezas y traten los posibles granitos pero sin resecar la piel de mejillas y ojos.

Una buena elección de un protector solar también es importante. Si bien se recomienda utilizar este tipo de productos de forma diaria, lo es siempre y cuando se opte por fórmulas fluidas.

Exfoliar la piel semanalmente también es necesario, pues de esta forma eliminamos las células muertas y la barrera que puede formarse impidiendo que no penetren los principios activos de los productos que aplicamos.

Descubre másShow less

Menú

Acceso

Crear una cuenta gratuita para usar listas de deseos.

Registrarse

Inicia sesión primero.

Registrarse